jueves, 29 de marzo de 2012

MONEDAS DE CARTÓN


Anverso de un sello-moneda de 45 cts. (1938-39)
Recientemente me encontré con toda una curiosidad perteneciente al patrimonio numismático de la guerra civil española: el sello-moneda. Durante un periodo de guerra prolongado es habitual que se produzca escasez de moneda fraccionaria, debida en gran parte a la práctica del atesoramiento de dinero que la población lleva a cabo en un momento de especial inseguridad. Es sabido que durante la guerra civil española abundaron (especialmente en el bando republicano) las emisiones locales de monedas y billetes, bonos y certificados como forma de dar respuesta a esta escasez pero nunca había visto una solución tan simple y al mismo tiempo tan original como ésta que, todo hay que decirlo, no se originó en España sino que ya se había puesto en práctica en otros contextos bélicos como la Rusia de la Primera Guerra Mundial y  la guerra civil norteamericana de 1861-1865.

Esta peculiar emisión consiste en un disco de cartón grueso de aproximadamente 3,5 cm. de diámetro con el escudo de la II República impreso en un lado y un sello de correos adherido en el otro que habilita su valor. Estos sellos de correos muestran por lo general motivos republicanos (como la alegoría a la francesa que adjunto en las imágenes), personajes históricos normalmente vinculados a la causa republicana (Salmerón, Pi i Margall) o literatos españoles (Blasco Ibáñez, Lope de Vega)

Fueron emitidos en la zona republicana con carácter provisional a través de la Orden del Ministerio de Hacienda de Barcelona del 24 de Febrero de 1938, que disponía lo siguiente:

“El Decreto de 24 de Diciembre último facultó al Ministerio de Hacienda y Economía para acuñar y poner en circulación moneda fraccionaria en cantidad suficiente al normal desenvolvimiento de las transacciones mercantiles, hoy dificultadas por la escasez de dicha moneda, determinada por el atesoramiento que de aquella, y con el fin de obstaculizar, han hecho elementos desafectos al régimen” (…)
"Para facilitar su manejo de conservación, los timbres destinados a los fines expuestos, se adherirán a discos de cartón que, sellados con el Escudo Nacional, facilitará la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre. Tan pronto se ponga en circulación la moneda fraccionaria cuya acuñación faculta el Decreto de 24 de Diciembre de 1937, el Ministerio de Hacienda y Economía dispondrá la retirada de los timbres a que se refiere los artículos anteriores".
Reverso con el escudo de la II República

Los discos de cartón se fabricaron en Aspe (Alicante) y la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre, que en ese momento se tuvo que establecer en esa localidad, se encargaba de su distribución. Posteriormente eran los particulares los que fijaban el sello en el anverso, cuyo valor oscilaba entre un céntimo y 1,50 pesetas. Pese a su carácter provisional, circularon hasta el final de la contienda en 1939, ya que no se emitió ninguna moneda, billete o certificado que los invalidara. Hoy en día los sellos-moneda son un interesante objeto de estudio, ya que solo en fechas recientes se les ha prestado la atención que merecen dentro de la numismática española moderna. En todo caso, no pude evitar recordar la expresión (cada vez menos usada debido a la incorporación de España al euro) “más falso que un duro de cartón”. ¿Falso? Ya no estaría tan seguro…

Las fuentes en las que baso mi entrada son las siguientes: 

Odd and Curious Money, descriptions and values, by Charles J Opitz, 2nd Edition 1991, p. 103

2 comentarios:

  1. Hola, lo primero enhorabuena por el blog. Es muy entretenido y lo mejor son la gran variedad de temas que tratas, en general muy poco conocidos y algunos muy pintorescos.
    Buscando referencias e informacion por la red encontré hace unos meses tu blog, y te invito a visitar el mío. http://srpebblesmoneda.blogspot.com.es/
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, encantado de saludarte. Mi idea es la de ampliar las posibilidades del coleccionismo numismático, pues existen muchos artículos históricamente interesantes y a precios al alcance del coleccionista medio. Lo que trato es de dar a conocer aquí todos los que pueda, animando a los lectores a participar.
    Enhorabuena por tu blog también, sobre todo por dedicar varias entradas al sello-moneda de la Guerra Civil, tema sin duda apasionante al que solo se le está prestando atención recientemente. Creo que entre todos podemos enriquecer mutuamente nuestros conocimientos.
    Recibe un cordial saludo, y espero verte a menudo por aquí

    ResponderEliminar

Translate