viernes, 8 de febrero de 2013

MONEDAS INDIAS DE LA ANTIGÜEDAD (II)


Mapa que refleja el periodo de mayor expansión del
imperio Maurya (fuente: wikipedia)
Me complace presentar hoy una segunda entrega de monedas indias milenarias, estas más antiguas que las correspondientes a los sátrapas occidentales que introduje el pasado mes de noviembre y, desde luego, más peculiares si echamos un vistazo a las imágenes.

El periodo Maurya comienza aproximadamente en el año 322 a.C., es decir, poco después de la muerte de Alejandro Magno, en un momento en que el helenismo aún no ha calado en el subcontinente indio. En este año, Chandragupta Maurya consigue hacerse con el trono del reino de Magadhan en el noreste de India  y en unos años expande su territorio hacia el oeste tras pactar con el rey Seleuco, uno de los sucesores de Alejandro, llegando nada menos que al actual Afganistán. Estableció de esta forma un estado fuertemente organizado y centralizado con capital en Pataliputra (hoy en día, la ciudad de Patna, en el estado de Bihar al noreste de India). Sus sucesores continuaron la expansión hacia el sur, convirtiendo el imperio Maurya en el primero en dominar la práctica totalidad del subcontinente indio. Es particularmente interesante el caso de Ashoka, nieto de Chandragupta, que tras conquistar el reino de Kalinga (actual estado de Orissa, en la costa este de India) quedó tan horrorizado por los efectos de la guerra que abrazó la religión budista y renunció a la violencia para siempre. Su reinado (273-232 a.C.) dio lugar a 40 años de paz y prosperidad que marcaron una edad dorada que todavía hoy despierta inspiración y admiración entre los indios.



Símbolos perforados: podemos distinguir la rueda (esquina inferior
izquierda) con el sol al lado. Encima a la izquierda tenemos una colina
invertida y a la derecha una figura ondulada, seguramente un animal.

La prosperidad del imperio Maurya puede verse reflejada en sus monedas. O, mejor dicho, en la gran cantidad de monedas de plata producidas, lo que las convierte hoy en día en un artículo fácilmente accesible. No obstante, poco se sabe de estas curiosas acuñaciones. La que presento en las fotos es, al parecer, típica de este periodo. Es rectangular, mide 13 x  10 mm. y  pesa 3,41 grs. Pueden apreciarse una serie de perforaciones en su superficie que forman diferentes símbolos. Normalmente estas monedas tienen 5 símbolos en una cara, siendo comunes un sol, una rueda con 6 brazos y otros 3 símbolos, en general de tipo animal (es muy común el elefante) o vegetal. Muchos reversos presentan además una pequeña contramarca.  En las imágenes que adunto se pueden distinguir fácilmente el sol y la rueda, así como dos arcos que seguramente representan una colina y otro símbolo ondulado, probablemente animal. En esta página se pueden encontrar varios ejemplos de estas monedas con sus símbolos descifrados, lo cual es extremadamente útil si una de ellas cae en nuestras manos: http://coinindia.com/galleries-maurya.html

Reverso con contramarca
Desgraciadamente, no sabemos hoy exactamente a qué correspondían estos símbolos, aunque algunos como el sol y la rueda son bastante recurrentes en el hinduismo puesto que representan los chakras o centros de energía. Tampoco parece posible saber bajo qué reinado se acuñaron estas monedas, por lo que normalmente se suelen datar entre los siglos IV y II a.C.

El último rey de la dinastía Maurya fue asesinado en 185 a.C., en un momento en que su imperio mostraba síntomas de decadencia y descomposición. Poco después este imperio sucumbió ante el empuje de los reinos indo-griegos del norte, aunque no sin dejar un inmenso legado político y cultural, parte del cual podemos compartir hoy aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Translate