viernes, 22 de febrero de 2013

MONEDAS CON FORMA DE BARRA

Anverso de moneda de 2 shu
 (1832-1858)
Hoy se cumple exactamente un año del inicio de este blog, y para celebrarlo he escogido una interesante moneda de Japón, país con el que comencé mi andadura en el mundo de las curiosidades numismáticas. Efectivamente, aquel 22 de Febrero de 2012 publiqué mi primera entrada que trataba acerca del dinero hansatsu, conocido también como “marcapáginas” por su enorme parecido a este popular objeto.

En varios países asiáticos se produjeron hasta el siglo XIX monedas rectangulares y alargadas con forma de barra (bar money), pero en el caso de Japón podemos encontrar una gran variedad de ejemplos. En esta entrada no voy a dedicarme a describir el sistema monetario pre-decimal japonés, más que nada porque es extremadamente complicado y merecería por lo menos varias páginas. Antes de la adopción del yen (y, por lo tanto, del sistema decimal que ya imperaba en casi todo Occidente) la unidad monetaria de oro japonesa era el ryo. Cada ryo se dividía en 4 bu, y cada bu en 4 shu. Para hacernos una idea de la complejidad de este sistema, baste decir que las monedas de oro no tenían necesariamente que valer más que las de plata. En esta época podemos encontrar monedas de plata de 1 bu (ichibu-kin en japonés) y al mismo tiempo otras denominaciones en oro equivalentes a 1 ó 2 shu.

viernes, 15 de febrero de 2013

LOS "BABY BONDS" DE LOUISIANA


Anverso y reverso de un baby bond de 1878
Durante gran parte de su historia, los diferentes estados de los Estados Unidos de América tenían entre sus competencias la emisión de papel moneda. No debemos olvidar que los Estados Unidos representan, políticamente hablando, la esencia del federalismo: una serie de territorios que libremente y en condiciones de igualdad ceden parte de su soberanía para avanzar hacia una unión. Parte de la historia de EEUU es precisamente la lucha (a veces incluso bélica) entre la protección de los derechos de los estados y la defensa de la idea de federación o unión. Las fuerzas conservadoras representan la primera tendencia mientras que las progresistas encarnan la segunda (exactamente lo contrario de lo que ocurre en España o en otros países europeos).



viernes, 8 de febrero de 2013

MONEDAS INDIAS DE LA ANTIGÜEDAD (II)


Mapa que refleja el periodo de mayor expansión del
imperio Maurya (fuente: wikipedia)
Me complace presentar hoy una segunda entrega de monedas indias milenarias, estas más antiguas que las correspondientes a los sátrapas occidentales que introduje el pasado mes de noviembre y, desde luego, más peculiares si echamos un vistazo a las imágenes.

El periodo Maurya comienza aproximadamente en el año 322 a.C., es decir, poco después de la muerte de Alejandro Magno, en un momento en que el helenismo aún no ha calado en el subcontinente indio. En este año, Chandragupta Maurya consigue hacerse con el trono del reino de Magadhan en el noreste de India  y en unos años expande su territorio hacia el oeste tras pactar con el rey Seleuco, uno de los sucesores de Alejandro, llegando nada menos que al actual Afganistán. Estableció de esta forma un estado fuertemente organizado y centralizado con capital en Pataliputra (hoy en día, la ciudad de Patna, en el estado de Bihar al noreste de India). Sus sucesores continuaron la expansión hacia el sur, convirtiendo el imperio Maurya en el primero en dominar la práctica totalidad del subcontinente indio. Es particularmente interesante el caso de Ashoka, nieto de Chandragupta, que tras conquistar el reino de Kalinga (actual estado de Orissa, en la costa este de India) quedó tan horrorizado por los efectos de la guerra que abrazó la religión budista y renunció a la violencia para siempre. Su reinado (273-232 a.C.) dio lugar a 40 años de paz y prosperidad que marcaron una edad dorada que todavía hoy despierta inspiración y admiración entre los indios.

viernes, 1 de febrero de 2013

DINERO DE GUERRILLA DE FILIPINAS



Anverso del billete de 5 pesos de 1944 con la imagen de D. MacArthur
La II Guerra Mundial, como muchos conflictos bélicos, ofrece innumerables posibilidades para el coleccionismo de curiosidades numismáticas. La enorme extensión territorial de esta guerra (de hecho, hay quien argumenta que ésta fue la única guerra realmente mundial que la humanidad ha conocido puesto que se libró no solo en territorio europeo, sino también en el norte de África, Asia y el Pacífico) unida a todas las secuelas económicas ocasionadas por las ocupaciones militares y las restricciones propias de tiempos de guerra hacen que podamos encontrarnos con todo tipo de dinero peculiar. Hace unos pocos años el diario El Mundo ofreció de forma gratuita una interesante colección de sellos y billetes (imitaciones, aunque muy bien logradas) utilizados por los dos bandos contendientes, que nos abrió la puerta a artículos hasta entonces poco conocidos en nuestro país.

Reverso del mismo billete


Translate