viernes, 26 de abril de 2013

CHELINES DE BIAFRA


Extraído de www.biafra.de
El caso de Biafra es uno de los que mejor resumen el drama que ha vivido África tras el proceso de descolonización de la década de 1950-60: depresión económica, conflictos inter-étnicos, guerra civil, enfermedades y hambrunas aparecen en los tres años escasos que esta región del sureste de Nigeria se mantuvo independiente.

La independencia de los países africanos se llevó a cabo manteniendo las fronteras diseñadas por las antiguas metrópolis, que se habían trazado de acuerdo con sus intereses económicos y geoestratégicos. Países como Nigeria, que accedió a la independencia en 1960, albergaban una enorme variedad étnica, tribal y religiosa en su territorio que en determinadas circunstancias podía convertirse en una verdadera bomba de relojería. Tras su independencia, Nigeria diseñó un estado federal compuesto por tres regiones: el norte dominado por los fulani y hausa, el suroeste dominado por los yoruba y el sureste con los igbo como etnia predominante. Al mismo tiempo, el norte se caracterizaba por seguir los preceptos del Islam, mientras que el sur y el este estaban dominados por el cristianismo y las creencias animistas. Biafra era una región de mayoría igbo situada en esta última zona, muy rica además en recursos petrolíferos.

viernes, 19 de abril de 2013

LAS MONEDAS DE LA LEPRA


Las enfermedades no solo han dejado una enorme huella en aquellas personas directamente afectadas. En algunos casos, históricamente conocidos, han afectado de lleno al subconsciente colectivo de sociedades concretas, llegando a alterar sus comportamientos e incluso su sistema de creencias y valores. El caso de la peste negra del siglo XIV es uno de los más conocidos, pero no es necesario remontarse tanto: el SIDA en los años 80 o la gripe A en fechas más recientes han llegado a poner a prueba la seguridad y la autoconfianza incluso de aquellas sociedades con sistemas sanitarios avanzados.

Anverso de la moneda  colombiana de leprosería
de 50 centavos de 1921
Este miedo a la enfermedad, tan arraigado en el subconsciente humano, se ha manifestado con toda su crudeza a lo largo de miles de años en el caso de la lepra. Esta enfermedad, provocada por la bacteria Mycobacterium leprae y conocida también como enfermedad de Hansen, se caracteriza por provocar en las personas afectadas úlceras cutáneas, daño neurológico y debilidad muscular que empeora con el tiempo. Es una enfermedad más común en regiones tropicales y subtropicales, de hecho parece ser que los primeros casos conocidos se encuentran en India y China en el siglo V a.C. Pese a ser una enfermedad infecciosa, no es muy contagiosa. Sólo un pequeño porcentaje de seres humanos son susceptibles al contagio, y éste sólo se produce a través del contacto físico prolongado con enfermos de lepra que no reciben tratamiento. A pesar de esto, las personas afectadas por esta enfermedad han sido tratadas como apestadas hasta fechas recientes en diferentes países, cuyas autoridades no han dudado en mantenerlas apartadas del resto de la población en colonias especiales: las leproserías o lazaretos.  
Reverso de la misma moneda. Mide 30 mm. y pesa 9,8 grs. 

viernes, 12 de abril de 2013

BONOS DE LA REVOLUCIÓN CUBANA


Anverso de un bono para el apoyo del Movimiento 26 de Julio (1 peso)
Una de las consecuencias de dedicarme a la búsqueda y estudio de curiosidades numismáticas es el aumento de la capacidad propia para identificarlas. Recientemente, de visita en uno de mis establecimientos favoritos, me encontré por casualidad con el billete que aparece en las imágenes de la derecha. La estética, el papel empleado y el tamaño me recordó muchísimo a dos curiosidades de las que hemos hablado aquí: las emisiones locales de la Guerra Civil española y los billetes de guerrilla de Filipinas. Dado que los años previos a la Revolución cubana de 1959 vieron una intensa actividad guerrillera en ciertas partes del país, pensé que me encontraba con la versión cubana del dinero de guerrilla, una especie de notgeld caribeño.

viernes, 5 de abril de 2013

LAS CIPREAS: DINERO DEL MAR


Hay momentos en que cuando uno analiza el uso de dinero a través del tiempo debe dejar de lado la Historia y entrar de lleno en el terreno la Antropología. Las preguntas que uno se hace ya no son del tipo ¿por qué aumentó la inflación en cierto país en un determinado momento? o ¿por qué ciertas localidades o comunidades se vieron obligadas a emitir su propio dinero en otro momento?. Con curiosidades como la de hoy nos llegamos a preguntar cosas como ¿por qué los seres humanos comenzaron a utilizar dinero? o ¿qué material o materiales son más idóneos como moneda circulante?

Detalle del dorso (arriba) y base (abajo) de una
cypraea moneta de 15 mm. de longitud
Dos características que han definido al dinero desde el inicio de su utilización han sido la portabilidad y la durabilidad. En este sentido, los caparazones de las cipreas (cowry shells en inglés) han cumplido con estos requisitos en diferentes lugares del mundo durante miles de años, llegando casi hasta nuestros días. Sabemos que se utilizaban como dinero en China durante el segundo milenio a.C. y que en algunas partes del mundo han seguido circulando hasta fechas relativamente recientes, más o menos alrededor de la II Guerra Mundial. ¿Qué más podemos averiguar?

La cypraea moneta, bautizada así por el zoólogo sueco Carl Linnaeus en 1758 precisamente por el uso que muchos pueblos hacían de ella, es un pequeño molusco (aprox. 15-20 mm de largo) que se puede encontrar en grandes cantidades en toda la zona tropical de los océanos Índico y Pacífico, desde África Oriental hasta América Central pasando por India y Filipinas. Su caparazón se distingue por tener en su base blanca una abertura dentada y un dorso de color amarillo verdoso. Muchas veces muestra un anillo anaranjado en el dorso, lo que le hace muy similar a otra especie de ciprea, la cypraea annulus, que también se ha utilizado como dinero.  

martes, 2 de abril de 2013

BREVE REPASO

Antes de volver con mi entrada semanal, quisiera hacer un breve repaso de las curiosidades que me habéis propuesto en los últimos meses. Lo primero de todo, quiero daros las gracias por vuestros comentarios y aportaciones. El sentido de un blog debe ser precisamente el de compartir conocimientos, experiencias y opiniones, de lo contrario se convierte en un larguísimo monólogo. Durante estos últimos meses algunos de vosotros habéis tenido a bien enviarme algunas propuestas, que ya he comenzado a investigar. Entre estas, detaco las siguientes:  
Imagen de una moneda colombiana
de leprosería (extraida de
www.identificacion-numismatica.com)

  • monedas de la Compañía Británica de Borneo Septentrional
  •  nuevas monedas de micronaciones (p.e. Sealand, la Padania)
  • monedas de leproserías
  • pesos guatemaltecos (anteriores a los quetzales)
  • minisets o mini muntjes (Holanda)
  • antiguas monedas de Groenlandia  

Como habréis comprobado los que pasáis por aquí, uno de los fines de este blog consiste en abrir las posibilidades del coleccionismo numismático mostrando artículos poco conocidos al público en general y al coleccionista medio en particular. Precisamente por este motivo nunca muestro artículos que conlleven un alto coste económico, más que nada porque no los tengo, y creo que para describir bien un objeto es fundamental apreciarlo de cerca. Por ejemplo, las monedas visigodas o los billetes de la Revolución Americana de 1776 son sin duda curiosidades numismáticas con gran relevancia histórica pero también muy caras y por ello poco accesibles a los coleccionistas medianos o pequeños (como es mi caso). Por ello, a la hora de proponer curiosidades, os pido que tengáis en cuenta también el factor precio. La inmensa mayoría de curiosidades que muestro tiene un precio que oscila entre los 5 y los 20 euros, a veces incluso más bajo, lo que demuestra que es posible adquirir artículos muy interesantes e históricamente relevantes sin que nuestro bolsillo lo note. 
Imagen de una antigua moneda de
Groenlandia (extraida de www.delcampe.net)


Si me dejo algo en el tintero, o queréis proponer más curiosidades, no dudéis en dejar vuestros comentarios o escribirme directamente. Nos vemos en unos días con un tema verdaderamente apasionante: las cipreas, moluscos que se han utilizado como dinero en muchos lugares del mundo hasta hace poco. ¡Saludos!

Translate