viernes, 27 de septiembre de 2013

EL DINERO FANTASMA

Imagen de una moneda correspondiente al "dinero
fantasma". Mide 15 mm de largo y pesa aprox. 1,5 grs. 
Hace algún tiempo tuve la oportunidad de mostrar una de las formas primitivas de dinero más utilizadas por el ser humano: las cipreas (cowry shells en inglés). El caparazón de estos pequeños moluscos fue empleado como moneda de cambio en los más dispares lugares en diferentes épocas: China en la Antigüedad, África durante los siglos XVIII-XIX, Oceanía en fechas más recientes…fue tan extenso su uso que incluso proliferaron las falsificaciones e imitaciones. Hoy vamos precisamente a hablar de una de estas imitaciones que circuló en la China clásica.

El dinero fantasma (ghost face money o ant nose money en inglés) es una prueba palpable de la influencia y el extensivo uso que tuvieron las cipreas en la China de la Antigüedad. Solo hay que mirar las fotografías para apreciar el parecido en forma y tamaño que estas misteriosas monedas guardan con respecto a éstas, lo cual indica hasta qué punto fueron un referente monetario para las sociedades y los gobernantes de la zona.

jueves, 19 de septiembre de 2013

LOS NOTGELD DE ADENAUER

Serie de 3 billetes de 1920-21 de Colonia
firmados por el alcalde Adenauer 
Hace poco tuve el placer de encontrar una nueva sorpresa relacionada con el dinero de emergencia alemán utilizado durante y tras la I Guerra Mundial (notgeld). Los billetes locales emitidos en Colonia (Köln en alemán) cuentan con la firma de Konrad Adenauer,  por entonces alcalde de la ciudad (der Oberbürgermeister) y futuro arquitecto de la Alemania post-hitleriana.

La vida de Konrad Adenauer (1876-1967) fue en muchos sentidos espectacular. Natural de la propia Colonia, al oeste de Alemania, saltó a la política a principios del siglo XX dentro del partido católico Zentrum. En 1917, cuando su país aún estaba sumido en la Gran Guerra, se convirtió en alcalde de su ciudad natal, demostrando no solo una gran capacidad de liderazgo e iniciativa en cuanto a la gestión pública, sino también una clara preferencia por posturas políticas moderadas, algo cada vez menos frecuente en esta época convulsa.

jueves, 12 de septiembre de 2013

LOS BILIMBIQUES (II)

Reverso de billete de 5 pesos emitidos por las fuerzas
de Álvaro Obregón
Lo mejor del dinero de emergencia o necesidad (y el notgeld es uno de los mejores ejemplos de ello) es que su variedad y riqueza dan normalmente para más de una entrada. Este es el caso sin duda de los llamados “bilimbiques”, el dinero de emergencia emitido en Méjico durante su periodo revolucionario hace ahora 100 años.
Anverso del mismo billete

El golpe de estado encabezado por el general Victoriano Huerta en 1913 aprovechando la situación de confusión general que vivía el país precipitó una alianza de fuerzas constitucionalistas alrededor de la figura de Venustiano Carranza, gobernador de Coahuila. Una de estas fuerzas fue el Cuerpo del Ejército del Noroeste, encabezado por el general Álvaro Obregón desde el estado norteño de Sonora. Sinaloa, estado mejicano situado al noroeste del país en la costa del Pacífico había sido uno de los primeros estados en secundar la Revolución y en oponerse a Huerta. No obstante, en esta lucha pudo contar con la inestimable ayuda de este ejército, que entre 1913 y 1914 tomó las ciudades de Culiacán y Mazatlán, incorporando este territorio al frente anti-huertista.

jueves, 5 de septiembre de 2013

BILLETES POLARES (II)

Una de mis primeras entradas, allá por Marzo de 2012, trató acerca de  unos curiosos billetes de polímero dedicados al continente antártico emitidos para el coleccionismo. Enmarcados dentro del dólar norteamericano, su venta estaba ligada al apoyo a proyectos de investigación en esa remota región del planeta. Parecía lógico que si el Polo Sur había conseguido tener su propio dinero (aunque de forma enteramente decorativa) el polo opuesto lo consiguiera también. Y así fue, a partir del año 2010.

Aparte de su condición polar, existen pocas similitudes entre el Polo Norte y el Polo Sur. La principal diferencia reside en que el Polo Norte (entendiéndolo como el punto geográfico de intersección entre el eje de rotación de la Tierra y su superficie, no debe pues confundirse con el polo magnético) se ubica sobre el mar, concretamente sobre el Océano Ártico, mientras que el Polo Sur se sitúa sobre el continente de la Antártida. Esto hace que el Polo Norte, al estar al nivel del mar, sea más cálido que el Polo Sur. Sin embargo, su exploración resulta más complicada dada la imposibilidad de establecer bases permanentes. El hecho de ser un casquete de hielo que encoge o se ensancha dependiendo de la época del año dificulta el estudio continuado de esta zona.

Translate