viernes, 29 de noviembre de 2013

EL EXPERIMENTO DEL GOLOID

Hace poco, de visita en una tienda de antigüedades, me topé con un dólar del siglo XIX que me llamó poderosamente la atención porque no se parecía en nada a lo que yo estaba acostumbrado. Fue el reverso que muestro en las imágenes lo que atrajo mi curiosidad, puesto que pocas veces aparecen tantas indicaciones en una moneda de estas características.

La moneda no era muy cara, y, dado el halo de misterio que la envolvía, no pude resistir la tentación de adquirirla. En este sentido, no quedé decepcionado en absoluto porque dio pie al descubrimiento de una curiosidad poco conocida, más que nada porque se trata de un material que apenas se ha utilizado: el goloid.
Reverso del "metric dollar" con la composición
del goloid y el peso

jueves, 21 de noviembre de 2013

EL FRANCO CFA

Creo que en alguna ocasión he mencionado que una de las razones principales que me impulsan a mantener este modesto blog es, además de mi afán por divulgar curiosidades, las ganas de aprender más sobre numismática general e historia, dos materias que discurren estrechamente unidas. Hace relativamente poco tiempo tuve el placer de descubrir que en el continente africano existe una moneda común: el franco CFA.

Normalmente África se asocia hoy en día a pobreza, conflicto y división, por lo que la existencia de una moneda común me pareció en principio una buena noticia en un contexto como este. Cuando pienso en una moneda común no puedo evitar tener a nuestro euro en mente, ejemplo de integración y resultado de la cesión de soberanía por parte de estados que hasta hace poco eran eternos rivales. No obstante, haciendo un poco de análisis me he dado cuenta de que no existen muchas similitudes entre la unión monetaria europea y la africana.

viernes, 15 de noviembre de 2013

NOTGELD AUSTRIACO

Pese a que el dinero de emergencia alemán o notgeld es el más conocido dentro de esta categoría por razones de sobra conocidas, es evidente que este tipo de dinero es mucho más general de lo que puede parecer. Diferentes conflictos bélicos (Primera Guerra Mundial, Guerra Civil Española o la Revolución Mejicana) han empujado a diferentes países a permitir la emisión de dinero local con el fin de mantener sus economías lo más a flote posible. En este sentido, Alemania no fue la única potencia contendiente que emitió este tipo de dinero durante y tras la I Guerra Mundial de 1914-1918, sino también su vecina y aliada Austria.

Normalmente se analiza el fin de la I Guerra Mundial y el llamado periodo de entreguerras con la derrota alemana como punto de referencia, y es que las duras condiciones impuestas al antiguo Reich crearon el caldo de cultivo para el empobrecimiento y el descontento social que acabó nutriendo a partidos extremistas de numerosos simpatizantes (con consecuencias devastadoras para los europeos y el mundo en general). Sin embargo, la desaparición de Austria-Hungría, el otro gran derrotado, suele pasar a un segundo plano.

viernes, 8 de noviembre de 2013

LOS ORÍGENES DEL SÍMBOLO DEL DÓLAR ($)

Una moneda como el dólar, que sigue siendo el referente monetario mundial por excelencia, está destinada a causar fascinación. Esa fascinación se traduce a veces en un aura de misterio, que estoy seguro habréis podido comprobar en alguna ocasión: la presencia de símbolos masónicos en los billetes de dólar, las teorías que expuse aquí el año pasado acerca del poco éxito de los billetes de dos dólares, por no hablar de las premoniciones de los atentados del 11-S que supuestamente pueden verse al doblar de cierta manera los billetes de 20 dólares (lo cual llega al paroxismo cuando te recuerdan que el número 11 superpuesto a la S ¡forma el símbolo del dólar!).

Pues bien, un símbolo tan familiar para nosotros como es la S atravesada por una barra (la famosa S atravesada por dos barras que suele utilizarse como símbolo de dinero y riqueza es claramente posterior) tiene también su dosis de misterio, sobre todo porque no está del todo claro su origen. Normalmente los símbolos de las monedas guardan una relación con su inicial: es el caso de la libra (aunque en inglés la palabra cambie enteramente), el euro, el yen, la rupia india…pero en el caso del dólar no aparece una D por ningún lado. ¿Por qué es así?
Extracto de una reproducción de "continental" de 1780 de
Massachusetts por valor de 8 Spanish Dollars

Translate