jueves, 30 de octubre de 2014

EL CRUZADO BRASILEÑO

Billete de 500 cruzados de 1986
Hoy me gustaría centrarme en una moneda, el cruzado brasileño, que fue concebida como parte de un plan con el mismo nombre destinado a luchar contra la inflación, hacer frente a la deuda e impulsar la economía al estilo del llamado Plan Austral argentino. Tuvo un buen comienzo y una mejor acogida pero sus notables carencias sumieron al país en un caos inflacionario del que solo pudo salir al cabo de unos cuantos años, y tras sucesivas reformas monetarias.  
El cruzado de 1989, afectado por la inflación

El Plan Cruzado de 1986 fue ideado por el equipo económico de José Sarney como respuesta a los problemas estructurales de la economía brasileña por excelencia: la inflación y la deuda. Se trata de un momento clave, pues 1985 es el año en que un gobierno civil se hace con el poder después de dos décadas de gobiernos militares de corte autoritario. Durante estos años todas las economías iberoamericanas sufrieron en mayor o menor medida las consecuencias del endeudamiento externo de las décadas anteriores, pues el pago de dichas deudas (con sus correspondientes intereses) lastraba el ansiado crecimiento económico que permitiera reducir las bolsas de pobreza en estos países. Brasil, que en la década de 1960 se permitió el lujo nada menos que de construir una nueva ciudad capital, fue un caso paradigmático de este endeudamiento.

viernes, 17 de octubre de 2014

FEL TEMP REPARATIO

Tenía ganas desde hace tiempo de dedicar una entrada a esta leyenda, común en los reversos de las monedas romanas de mediados del siglo IV d.C. No solo representan un ejemplo “de libro” del uso propagandístico que puede tener el dinero en una sociedad, sino que además impacta el contenido visual, a veces violento, que estas monedas exhiben: al igual que en numerosos monumentos públicos de la época los enemigos externos de Roma, fueran persas o tribus germanas, aparecen prisioneros, derrotados o incluso pasados por las armas.

Constante (izda.) y Constancio (dcha.), hijos de Constantino

La leyenda en cuestión es una abreviación, pues la forma completa vendría a ser FEL(ICIUM) TEMP(ORUM) REPARATIO que en latín significa “la vuelta de los tiempos felices”. Es necesario puntualizar que mucho de lo que se escribe hoy día acerca de esta leyenda se reduce a conjeturas más o menos sólidas y demostrables, ya que no se conoce (yo al menos no conozco) textos de la época que hagan referencia a ella. En este sentido, las certezas se pueden resumir en los siguientes párrafos.

viernes, 10 de octubre de 2014

MONEDAS NOTGELD

Como sabéis los que alguna vez entráis por aquí, me he detenido en varias ocasiones en los billetes notgeld alemanes del periodo 1914-1923 por muchos motivos, especialmente su contenido histórico, reflejo de los problemas, inquietudes e incluso aspiraciones de la sociedad de una época. Además, su extrema variedad hace que muchos de ellos sean verdaderas maravillas estéticas, imposibles de resistir a ojos de cualquier coleccionista de notafilia.

Creo que ya era hora de que usara este espacio para tratar un poco acerca de las monedas de emergencia que se emitieron de forma paralela a los billetes, merecedoras también de varias entradas. De hecho, hace cosa de un año dejé constancia de las monedas deporcelana emitidas por la casa Meissen para algunos municipios alemanes tras la I Guerra Mundial. Y es que la escasez de circulante metálico durante la contienda y los años posteriores, provocada tanto por la concentración del esfuerzo económico en la actividad militar como por el acaparamiento de moneda oficial, desembocó en un uso masivo no solo del papel, sino también de otros materiales que pudieran reemplazar a las monedas. Para hacernos una idea del problema, baste decir que se utilizaron como moneda de cambio artículos como las fichas de tranvía o sellos de correos empaquetados en cápsulas.

viernes, 3 de octubre de 2014

DINERILLOS VALENCIANOS

Me es realmente grato presentar hoy una de las monedas más representativas del Reino de Valencia, mi tierra adoptiva en la actualidad. Como habréis podido deducir por el título de esta entrada, se trata del real de Valencia o diner de vellón. El diner era unidad monetaria que se utilizaba en la Corona de Aragón, a la que se incorporó el Reino de Valencia en 1238 de la mano de Jaime I en un momento en que los reinos cristianos peninsulares reafirman su primacía frente a un Islam al que solo le quedará el reducto del Reino de Granada en el sur. Cuando se introdujo el diner en Valencia en 1247 contenía aproximadamente un 24 % de plata, pero, como suele ocurrir tantas veces en la Historia, su contenido de metal precioso se fue rebajando hasta quedar reducido a la mínima expresión.

Anverso de los diners menuts con el busto del rey a la izda.

Translate