miércoles, 29 de abril de 2015

MONEDAS POLÉMICAS (II)

Anverso de las 500 liras de plata de 1958.
Mide 29 mm. y pesa 11 grs. 
Hace unas semanas compartimos aquí el Standing Liberty Quarter, moneda de 25 centavos de dólar que hace 100 años nació rodeada de controversia por motivos de escándalo público. Hoy voy a mostrar aquí otro caso parecido de moneda que en su día causó también un gran revuelo, aunque por motivos bien distintos. Se trata de la moneda de plata de 500 liras conocida como "caravelle", pues contiene en su reverso las célebres Pinta, Niña y Santa María comandadas por Colón. 

Tras haber superado tiempos realmente difíciles, Italia se encontraba en un gran momento a finales de los años 50 del pasado siglo. Había encontrado su estabilidad política en un régimen de democracia parlamentaria con la hegemonía, eso sí, de la  Democracia Cristiana; había iniciado un considerable despegue económico gracias al Plan Marshall y había conseguido acceder como socio fundador a una de las organizaciones internacionales a las que casi todo país del continente aspiraría a pertenecer: la Comunidad Económica Europea. Tras quedar arrasada durante la II Guerra Mundial y sufrir las consecuencias de ser, al menos temporalmente, una de las llamadas potencias del Eje, el país estaba de enhorabuena.

lunes, 20 de abril de 2015

DÓLARES DISNEY

En varias ocasiones he tenido el placer de compartir en este espacio dinero de fantasía, emisiones imitativas de dinero real creadas exclusivamente para el coleccionismo, pero sin ninguna aplicación práctica. La entrada de hoy está dedicada a un curioso ejemplo de dinero de fantasía que circula, es decir, que es de curso legal, aunque en espacios muy limitados. Se trata de los dólares Disney, emitidos para la adquisición de bienes y servicios en los parques temáticos seguramente más conocidos del mundo: Disneyland y Disney World. 


viernes, 10 de abril de 2015

MONEDAS POLÉMICAS (I)

Aprovechando la pausa de Semana Santa, he pensado que no sería mala idea lanzar una serie de curiosidades numismáticas que en su día pudieron causar polémica o provocar escándalo entre la sociedad y reacciones en el poder. No es un tema nuevo en este blog, de hecho vienen a mi memoria ejemplos como la moneda de 50 céntimos de peseta de 1949, célebre por sus flechas invertidas, o las monedas de dólar de Susan B. Anthony en Estados Unidos, conocidas popularmente como los Carter Quarters; no obstante me gustaría de ahora en adelante dedicar más espacio a estas emisiones, que demuestran la importancia de las sensibilidades sociales a la hora de seleccionar diseños. Hoy voy a centrarme en el caso de la moneda de cuarto de dólar de 1916, cuyo diseño, de singular belleza, se vio sometido a retoques de urgencia por motivos de lo que se viene en llamar “escándalo público”.

Anverso de un Standing Liberty Quarter de 1926,
ya con el torso cubierto
Alrededor de 1915, la Casa de la Moneda norteamericana consideró que era el momento adecuado para buscar un modelo nuevo en sus emisiones metálicas que reemplazara a los sobrios diseños de Barber. Así pues, los responsables del US Mint convocaron un concurso en el que resultó ser elegido el diseño del escultor Hermon McNeil, consistente en una alegoría de la Libertad en pie entre dos pedestales, sosteniendo una rama de olivo con la mano derecha y un escudo con la izquierda, lo cual trataba de sintetizar el deseo de paz con la preparación para la defensa (una prueba más de que los norteamericanos siempre han sabido compaginar muy bien el idealismo con el realismo). El reverso, por su parte, contaría con un águila batiendo sus alas, con siete estrellas a la izquierda y seis a la derecha en representación de los trece estados fundadores. El resultado fue una atractiva moneda de plata de 6,15 grs de peso y 24 mm. de diámetro que comenzó a circular a finales de 1916.

miércoles, 1 de abril de 2015

MONEDAS HISPANOÁRABES

Anverso de dirhem de plata de al-Andalus de época del
Emirato de Córdoba (756-829)
Escribir la entrada de hoy, como ocurre en muchas ocasiones, ha significado un enorme reto, pues sintetizar el origen y la historia de las monedas producidas en al-Andalus en tan poco espacio es tarea difícil, por no decir imposible. Así pues, lo que pretendo ofrecer a continuación no es más que una introducción sobre una parte fundamental de nuestra historia numismática. A mediados del siglo VII, los dos imperios que tradicionalmente se habían disputado el control de Oriente Medio, el Imperio Persa Sasánida y el Imperio Romano de Oriente vieron peligrar seriamente su posición debido a la irrupción de los árabes en esta región. Durante la segunda mitad del siglo, y espoleados por la fe en el profeta Mahoma, este pueblo fue adueñándose de la zona que comprende el Golfo Pérsico, Oriente Medio y norte de África, provocando la pérdida de una considerable parte de Bizancio (reducido a la península de Anatolia, el Egeo, Grecia y los Balcanes y alguna posesión mediterránea) y la desaparición misma del Imperio Persa. En el año 711 los árabes desembarcaron en la península ibérica en el oeste y llegaron al subcontinente indio por el este.
Reverso del dirhem, con inscripciones religiosas tanto en
el centro como en la orla

Translate