sábado, 30 de abril de 2016

RESELLOS ANARQUISTAS

No es la primera vez que traigo a colación los resellos en este blog y desde luego no será la última. Los resellos son prácticamente tan antiguos como la propia moneda, de tal manera que se podría decir que constituyen un rasgo inherente a ésta. Tradicionalmente los motivos para el resellado han sido de índole económica: devaluación o revaluación de moneda, reutilización en lugar de nueva emisión, medida de emergencia tras una invasión o proceso de independencia de un territorio... no obstante, el recurso a la contramarca como forma de transmitir mensajes políticos fue una constante durante los convulsos siglos XIX y XX, de forma especialmente significativa en nuestro país.


En el escenario político-ideológico español, el movimiento anarquista fue especialmente activo, sobre todo porque encontró en España un territorio ideal para llevar a cabo su proyecto político. Introducido en España en 1868, se basaba en el pensamiento de filósofos como Bakunin, Proudhom y Kropotkin, que propugnaban el establecimiento de una sociedad libre de cualquier tipo de autoridad (fuera estatal, religiosa o económica) autoorganizada en colectividades o federaciones de trabajadores en igualdad de condiciones que no compitieran entre si, sino que toda su acción fuera orientada al beneficio común. No tardaron en notarse las diferencias con el socialismo marxista, que consideraba al estado y la política como instrumentos esenciales para llevar a cabo sus planes revolucionarios (al menos durante un tiempo), y que centraba su atención en los núcleos urbanos e industriales, cuyos obreros debían ser la vanguardia de la revolución.

miércoles, 20 de abril de 2016

MONEDAS CASH DE LA ANTIGÜEDAD (IV)

Moneda-azada de la época de Wang
Mang (14 d.C.) en Early World Coins
(R. Tye)
La primera vez que mencioné las monedas huo quan (y, por extensión, las cash) en este blog fue en Marzo de 2013. Mucho ha llovido desde entonces y, durante este tiempo, he tenido la oportunidad de profundizar más en el estudio de las piezas que dominaron el circulante de Asia oriental durante dos milenios y de hacerme con más información relevante al respecto. Es por este motivo que hoy, como hace tres años, me voy a centrar en las reformas llevadas a cabo por Wang Mang al comienzo de nuestra era.

Este reinado, de corta duración (9-23 d.C.) pero de profundo calado en muchos sentidos, fue un paréntesis dentro de la era Han, es decir, la Antigüedad china. Durante esta era, que se extiende desde el 206 a.C. hasta el 220 d.C. (contemporánea a nuestro Imperio Romano en occidente) los emperadores Han  no solo consiguen consolidar la unificación conseguida por los Qin, sino también ampliar la base territorial china y su influencia exterior. Todas las primeras medidas que tomaron iban encaminadas a consolidar esta unificación, para lo cual respetaron muchas iniciativas anteriores de los Qin y se embarcaron en un ambicioso proceso de reconstrucción de infraestructuras: carreteras, canales, murallas… Dividieron el territorio en 54 provincias con autonomía en diferentes ámbitos (transporte, comercio, justicia, educación) con el fin de lograr una administración más eficiente del imperio. El cuerpo de funcionarios, casi siempre provenientes de clases altas, ganará mucho protagonismo durante esta etapa, lo que ocasionará más de un quebradero de cabeza a los soberanos.

viernes, 8 de abril de 2016

CHEQUES ANTIGUOS

Hay veces en que me centro en temas distintos a la numismática o la notafilia en este blog, y hoy es una de esas ocasiones. Conozco personas que coleccionan documentos antiguos y, como coleccionista que soy, puedo ver en su afición las mismas razones que me llevan a mí a coleccionar monedas o billetes: valor histórico, un diseño atractivo en muchos casos y, sobre todo, el hecho de que han pasado por innumerables manos en diferentes contextos históricos hasta llegar a nosotros. Los cheques, en el caso que hoy nos ocupa, no pueden considerarse billetes aunque guarden cierto parecido a éstos, consisten más bien en documentos legales utilizados para realizar transacciones económicas o comerciales. Recientemente adquirí unos cuantos de Gran Bretaña, algunos de ellos del siglo XIX, que me hicieron reflexionar acerca de la particular historia de esta forma de pago.

Un cheque de 1844 del Royal Bank of Scotland: "Debit own account with fifty pounds"

Translate